english version Facebook Twitter Rss
CENTROS DE FORMACIÓN
Y CAPACITACIÓN
SOPEÑA - SEVILLA

Institución

¿Qué es la Fundación Dolores Sopeña?

La Fundación Dolores Sopeña es una institución centenaria, nace el 24 de septiembre de 1901, cuando Dolores Sopeña y ocho compañeras deciden formar una nueva Institución denominada Fundación Dolores Sopeña. Es una fundación, con personalidad jurídica, de ámbito internacional, reconocida oficialmente como entidad privada, sin ánimo de lucro, con una finalidad social de inspiración cristiana.

En la actualidad la Fundación Dolores Sopeña se encuentra en 9 países: España, Italia, Argentina, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, México y República Dominicana.

¿En qué participa?

La Fundación Dolores Sopeña, se dedica a la educación desde 1953, especializada en la Formación Profesional. Su oferta formativa se dirige a jóvenes y a adultos y abarca los tres niveles de cualificación profesional establecidos por el Instituto Nacional de Cualificaciones Profesionales:

- Ciclos Formación Profesional Básica.

- Ciclos Formativos de Grado Medio.

- Ciclos Formativos de Grado Superior.

Así como cursos de especialización de Postgrado y Formación continua para adultos.

¿Qué pretende?

La promoción de jóvenes y adultos capacitándoles mediante una cualificación profesional óptima para su inserción en el mundo laboral y en la sociedad. Una formación integral que potencie el desarrollo personal y profesional de nuestros destinatarios, desde una concepción cristiana del mundo y de la vida al estilo de Dolores Sopeña.

Favorecer las relaciones humanas y solidarias, creando espacios de diálogo y encuentro, acercando a los diversos sectores sociales y promoviendo la experiencia fraterna entre las personas, más allá de ideologías, condiciones sociales y diferencias políticas o religiosas.

Fundadora

Dolores Rodríguez Sopeña nació en Vélez Rubio (Almería), el 30 de diciembre de 1848. Murió en Madrid, con fama de santidad, el 10 de enero de 1918. Incansable evangelizadora de los sectores sociales más necesitados, hace presente en ellos el amor de Dios por la entrega y testimonio generoso de su vida.

Sembradora de amor, rompe barreras infranqueables construyendo fraternidad para hacer de los hombres una sola familia en Cristo Jesús. Organiza un laicado comprometido en la promoción y evangelización del mundo del trabajo.
Funda una institución que continúa hoy su obra extendida por España, Italia e Hispanoamérica. Se distinguió por su gran fe y confianza, su profunda unión con Dios y su ardiente caridad apostólica para extender el Reino de Dios por todo el mundo.

Dolores era una persona de gran corazón, sensible y generosa que supo responder a la exigencia que Dios le puso en su corazón: llegar al corazón de cada persona que se cruzara en su camino, para tenderle una mano y crear las condiciones para que viviera según su dignidad de hijo e hija de Dios. Su modo comprometido de vivir y de responder a las necesidades de su entorno hace de ella un modelo de vida cristiana, reconocido por la Iglesia el día de su Beatificación en Roma el 23 de Marzo de 2003.